Windows 8 bloqueará el arranque e instalación de otros SO en dispositivos ARM

Estamos con el controvertido -y todavía bastante desconocido- tema de UEFI, reemplazo de las tradicionales BIOS, más seguro y eficiente, que Microsoft introducirá en Windows 8, del que en un principio se dijo que bloquearía el arranque e instalación de otros sistemas operativos, entre ellos GNU/Linux.
Respecto a UEFI y el posible perjuicio que pueda causarle a otros sistemas operativos, primero fue que si -que era malo-, luego fue que no -que no tenía tanta importancia- y más tarde fue que puede, aunque en este último caso la información se difumina y reconstruye conforme pasa el tiempo. Las cosas siguen sin estar claras.
Lo que parece estar más claro, tal y como publica Linux Magazine en su página de Google+, es lo que dice el título de este noticia, que los dispositivos basados en arquitecturas ARM que se vendan con Windows 8 preinstalado tendrán el arranque bloqueado, impidiendo instalar otros SO:

En sistemas ARM, se prohíbe la habilitación del Modo Personalizado [Custom Mode]. Ni se le permitirá a los usuarios deshabilitar el arranque seguro, a diferencia de los sistemas no-ARM.
El deshabilitar de [Arranque] Seguro NO DEBE ser posible en sistemas ARM.
Fuente: Windows 8 Hardware Cert Requirements System (PDF)

Y esto es lo que se sabe por ahora, aunque también sabemos que Red Hat y Canonical se han puesto manos a la obra para sacarle partido a esa interesante tecnología llamada UEFI, de manera más honesta de la que hace gala (en su onda) Microsoft.
Como siempre, si hay alguna novedad se las haremos saber.